Archivo de la etiqueta: naciones unidas

Informe de Venezuela sobre el cumplimiento de los derechos civiles y políticos

Informe Alternativo al Cuarto Informe Periódico de la República Bolivariana de Venezuela sobre el Cumplimiento del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos al Comité de Derechos Humanos de Organización de las Naciones Unidas

Resumen Ejecutivo del Informe al Comité de DDHH ONU

Informe al Comité de DDHH ONU

25/06/2015 El 26 de junio, Día Internacional en Apoyo a las Víctimas de Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas y Degradantes

Desde 1948 la comunidad internacional ha condenado la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes mediante la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que fue aprobada por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas. Ya, para 1984 la misma Asamblea creó la Convención contra la Tortura, la cual entró en vigor en 1987.

En 1999 con la participación de diversas organizaciones de derechos humanos junto con Naciones Unidas fue publicado el Manual para la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, más conocido como el Protocolo de Estambul. El documento contiene todas las directrices y aspectos específicos para investigar, documentar y tratar a las personas que hayan sido víctimas de torturas. Abarca los temas de las normas jurídicas internacionales aplicables, también incluye los principios éticos pertinentes, cómo deben desarrollarse las investigaciones legales, así como las señales y secuelas físicas y psicológicas de las víctimas de tortura.

De acuerdo con lo dispuesto por el protocolo, son necesarios para la investigación y documentación de los casos las declaraciones de los testigos y supervivientes, así como la realización de determinadas pruebas físicas, en caso de que existan secuelas evidentes en las víctimas. Sin embargo, en caso de ausencia de estas señales, “no se considerará que no se ha producido tortura, ya que es frecuente que estos actos de violencia contra las personas no dejen marcas ni cicatrices permanentes”.

Asimismo, los médicos que realizarán las evaluaciones pertinentes deberán contar con una formación especializada en documentación forense de maltrato físico y psicológico, de manera objetiva e imparcial. “Sean cuales fueren las circunstancias, nunca deberán excluirse del informe médico legal los hallazgos que puedan ser indicativos de torturas y otras formas de malos tratos. Los médicos habrán de ser capaces de establecer un clima de confianza en el que puedan revelarse hechos cruciales” (Protocolo de Estambul).

El protocolo establece diversos métodos de tortura que deben ser tomados en cuenta por los especialistas de la salud y medicina forense al momento de recibir la denuncia y comenzar con las investigaciones. Traumatismos causados por golpes como son los puñetazos, patadas y latigazos; las quemaduras con cigarrillos u objetos calientes; choques eléctricos y asfixia, sofocación o estrangulamientos, son algunas de las más conocidas.

No obstante, existen otros métodos que, aunque son menos comunes por dejar menores señales físicas, también configuran actos de torturas, tales como: las exposiciones a gasolina, sal o pimienta; la tortura farmacológica, llamada así por la utilización de dosis tóxicas de sedantes y paralizantes. Las humillaciones, como el abuso verbal y la realización de cualquier acto humillante, las amenazas de muerte, de nuevas torturas o de prisión tanto a la víctima como a sus familiares y las ejecuciones simuladas. Todos, actos violentos que son considerados como crímenes de lesa humanidad que no prescriben.

La utilización de celdas pequeñas, la exposición a temperaturas extremas, la negación de toda intimidad y desnudez forzada; la privación de la estimulación sensorial normal, como sonidos, luz, sentido del tiempo; desatención de necesidades fisiológicas, restricción del suelo, alimentos, agua, instalaciones sanitarias y atención médica; contacto social o mantener a las víctimas en aislamiento para evitar toda formación de vínculos o identificación mutua para fomentar una vinculación traumática con el torturador”, en los detenidos o en sus familiares, están establecidas en el Protocolo de Estambul como diferentes formas de practicar torturas u otros tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Este viernes 26 de junio es el día Internacional en apoyo a las víctimas de torturas y, hoy más que nunca resulta necesario conocer en qué consisten estas prácticas, cómo denunciarlas, atenderlas e investigarlas. Lamentablemente, todos en algún momento podríamos ser víctimas por lo que la educación en derechos humanos es trascendental. Ya para el 26 de junio del 2011 el tema de la tortura para Naciones Unidas era alarmante: “Hemos visto en recientes demostraciones públicas en varios países alrededor del mundo cómo la tortura y el maltrato continúan practicándose extensamente. Es fundamental que reiteremos que es obligación de los Estados prevenir, prohibir, investigar y castigar todo acto de tortura. Es obligación de los Estados respetar la integridad física y mental de todas las personas, garantizar justicia y rendición de cuentas para las víctimas y para la comunidad como un todo, así como llevar a los responsables de tales violaciones ante la justicia”. Siempre deben prevalecer estos deberes y ser el estandarte de todos los países.

ENVÍENOS SU COMUNICACIÓN:

Queremos animarles a que nos hagan llegar sus dudas, preguntas y denuncias: Por teléfono 0212 5729631, fax 0212 5729908; correo electrónico a coordinacionprensa@cofavic.org o a través de una carta: Esq. Candilito, Edif. El Candil, piso 1, Ofic. 1-A, La Candelaria, Apartado 16150 Caracas 1011-A.

11/06/2015 El trabajo de los Comités de Naciones Unidas para la protección de los derechos humanos

COFAVIC (1)

Los Estados Miembros de la Organización de Naciones Unidas ratifican o se adhieren a determinados tratados con los que asumen la responsabilidad jurídica de la aplicación de los derechos dispuestos en el mismo. Además, estos tratados disponen de la institución de un comité internacional de expertos independientes quienes velan por la aplicación de sus disposiciones. Existen nueve tratados de derechos humanos, los cuales crean obligaciones para que los Estados promuevan y protejan los derechos humanos.

Tras la ratificación del tratado, los Estados deben presentar informes periódicos al comité respectivo, en cuanto a las medidas que hayan tomado para la aplicación y correcto cumplimiento del mismo. En estos informes se debe dejar constancia de las medidas jurídicas, administrativas, judiciales que se hayan aplicado para cumplir con las disposiciones del tratado. Por último, el Comité respectivo en un período de audiencias, examinará los informes en presencia de una delegación de representantes del Estado que esté revisando.

No obstante, antes del período de sesiones, el comité confecciona una lista de cuestiones las cuales se transmiten al Estado Parte. Posteriormente, éstos suelen enviar por escrito sus respuestas que serán anexadas al informe. Por otro lado, además del informe y la lista de cuestiones con sus respectivas respuestas, los comités de los tratados reciben información de otras fuentes sobre la situación en general y la aplicación de las disposiciones de ese país. Esta información adicional es conocida como informes alternativos o informes sombra, los cuales pueden ser realizados por organizaciones intergubernamentales, ONG nacionales o internacionales, asociaciones de profesionales e instituciones académicas.

El Estado venezolano próximamente será sujeto de la revisión anteriormente explicada. A finales de este mes el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas examinará al país bajo el Pacto de los Derechos Civiles y Políticos, en donde se corroborará el cumplimiento de sus obligaciones en cuanto al derecho a la vida, la integridad física y moral, las garantías procesales, entre otros. A partir del 29, comienzan las audiencias, siendo la primera privada y con las organizaciones de la sociedad civil, quienes llevarán sus respectivos informes alternativos a los comisionados. En esta oportunidad, una coalición de ONG de la ciudad de Caracas y el interior del país, entre las que se encuentra COFAVIC, estarán presentes a través de sus representantes en las audiencias y expondrán el informe alternativo que realizaron e conjunto. Ese mismo día, también habrá otra audiencia, pero en este caso será la primera en donde el Estado venezolano explicará su informe y tendrá que responder a los cuestionamientos de los comisionados. Seguidamente, el 30 continuarán las audiencias públicas del Estado, en las que igualmente, continuará aclarando puntos que el comité crea necesarios.

A la luz de toda la información disponible, el Comité examinará el informe junto con los representantes gubernamentales con la finalidad de dialogar de manera constructiva y ayudar al Gobierno en su obligación de aplicar el tratado. Sin embargo, es importante acotar que estos comités de tratados no son órganos judiciales, puesto que existen solo para vigilar la aplicación de los compromisos del Estado Parte, así como recomendarle la manera más idónea de cumplir con sus responsabilidades en materia de derechos humanos. Pero, a pesar de no ser una institución judicial, la Organización de Naciones Unidas (ONU) es sumamente importante para la defensa de los derechos humanos, por lo que los Estados Parte deben asumir sus recomendaciones. De igual manera, para el Dr. Pedro Nikken, juez y ex-presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos: “Las Naciones Unidas pone en relieve la importancia de la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos, como condición para la paz y la seguridad internacional. El Sistema de Naciones Unidas es un factor determinante frente la defensa de la dignidad del ser humano y la lucha en situaciones de caos a nivel mundial; por lo que la ONU representa una cúspide en la lucha por la dignidad del ser humano. ”

Posteriormente, el Comité tras dialogar con el Estado Parte y examinar toda la información remitida, los órganos de tratados aprueban lo que generalmente se denomina como observaciones finales, en donde se incluyen tanto los aspectos positivos con respecto a la aplicación del tratado, como también hace referencia a los ámbitos en el que el Comité recomienda tomar medidas adicionales para cumplir a cabalidad el tratado.

Es muy importante que el trabajo de los defensores y defensoras de derechos humanos esté enfocado en abrir nuevas puertas para la defensa de los derechos de las víctimas, por lo que resulta trascendental conocer a profundidad y manejar todos los mecanismos internacionales disponibles para lograrlo.

No se debe premiar la violencia con la impunidad. No hay ningún plan de seguridad en el mundo que pueda realizarse si al delito se le garantiza impunidad.

Nuestro libro: “La República Bolivariana de Venezuela ante el Sistema de las Naciones Unidas para la Protección de los Derechos Humanos” aborda a profundidad el tema que se desarrolló anteriormente. Esta publicación está disponible en nuestra página Web: www.cofavic.org.

ENVÍENOS SU COMUNICACIÓN:

Queremos animarles a que nos hagan llegar sus dudas, preguntas y denuncias: Por teléfono 0212 5729631, fax 0212 5729908; correo electrónico a coordinacionprensa@cofavic.org o a través de una carta: Esq. Candilito, Edif. El Candil, piso 1, Ofic. 1-A, La Candelaria, Apartado 16150 Caracas 1011-A.

 

04/06/2015 El Sistema de Naciones Unidas: Mecanismos Convencionales y Extraconvencionales

COFAVIC (1)

El pasado 21 de mayo de 2015, COFAVIC realizó la presentación pública de su nueva publicación titulada “La República Bolivariana de Venezuela ante las Naciones Unidas”, elaborada por el Dr. Carlos Villán Duran, y en cuyo evento tuvimos la oportunidad de escuchar dos intervenciones magistrales a cargo de dos destacados juristas especialistas en Derechos Humanos. La semana pasada compartimos con ustedes fragmentos de la exposición realizada por el autor del prólogo Pedro Nikken. En esta oportunidad queremos rescatar algunos aspectos de los tratados por el también invitado especial, el Abogado Constitucionalista y experto en Derechos Humanos, Dr. Carlos Ayala Corao, quien desarrollo el tema “la importancia del uso y acceso al Sistema Universal en el contexto actual.

De acuerdo con el Dr. Carlos Ayala Corao, el Sistema de Naciones Unidas tiene dos grandes grupos de mecanismos de protección de derechos humanos: “Un grupo denominado mecanismos convencionales, es decir, aquellos que nacen con ocasión de la ratificación de un tratado de los derechos humanos. Y esos tratados crean a su vez, órganos que han venido evolucionando, pero que en definitiva se terminan agrupando en nueve comités especializados que permiten el acceso de los individuos a la protección internacional de derechos humanos. Y conjuntamente, en esos comités hay básicamente dos líneas de trabajo. La primera línea, tiene que ver con los informes que presentan los Estados sobre el cumplimiento de los tratados, de manera que el Comité monitoree como se ha dado cumplimiento a esos instrumentos. Asimismo, esos informes llevan también los informes sombra y los informes paralelos de la sociedad civil. Por lo que estos Comités no solo tienen la oportunidad de hacer preguntas y de recoger la información de los Estados, sino también de recoger la información de todos los informes y respuestas que presenta la sociedad civil nacional e internacional sobre ese país. Lo que permite conocer circunstancias, condiciones de casos y realizar recomendaciones al Estado”.

El Dr. Ayala Corao, más adelante expresó: “En este contexto, vale destacar la primera experiencia de involucramiento activo de la sociedad civil ante el sistema de Naciones Unidas, la cual tuvo lugar en noviembre de 2014, con el Informe del Comité Contra la Tortura de Naciones Unidas, donde la sociedad civil venezolana hizo una presencia en alianza con organizaciones internacionales de derechos humanos. Allí, presentaron sus informes alternativos, estuvieron presentes en los debates y, posteriormente, salieron las recomendaciones del caso, que fueron con una contundencia y solidez particular. Es allí donde hay toda una línea de trabajo para concientizar a la comunidad internacional a través de la palabra autorizada de estos órganos que monitorean el cumplimiento de estos tratados, y que llevan a cabo esos análisis, esas conclusiones y esas recomendaciones a la luz pública. Aspecto muy importante, porque además de toda la actividad de todas las organizaciones de la sociedad civil, prácticamente los únicos informes de derechos humanos con una compresión global de la situación venezolana que venía saliendo en la última década, eran los de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Pero, ahora de manera complementaria se refuerzan estos dos organismos”.

Adicionalmente el Dr. Carlos Ayala afirma que “esto nos abre alternativas en el litigio de casos a nivel internacional para la protección de las víctimas. Tenemos ese Sistema Convencional pero a su vez, bajo la Carta de Naciones Unidas, se ha desarrollado un Sistema No Convencional, muy variopinto porque hay decenas de relatores y grupos de trabajo”.

Un ejemplo de estos mecanismos convencionales, es importante destacar que desde el pasado lunes 01 hasta el miércoles 03 de junio de 2015, Venezuela fue sometida a la evaluación de Naciones Unidas, pero en esta oportunidad por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, en lo que respecta al cumplimiento del Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, periodo en el cual las organizaciones de la sociedad civil pudieron presentar sus informes alternativos y reunirse con los miembros del Comité para aportar información y datos sobre la situación en el país de tales derechos.

Por otro lado, a finales del mes de junio, el 29 y 30, el Estado venezolano tendrá una nueva cita en Naciones Unidas, esta vez con el Comité de Derechos Humanos, bajo el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos. El 29 a partir de las 11:30 a.m. (hora de Ginebra), tendrá lugar la reunión informativa y privada con los institutos nacionales de derechos humanos y las organizaciones no gubernamentales. Mientras, en la tarde de ese mismo día, a las 3:00 p.m., será la primera audiencia pública de Venezuela. Posteriormente, el 30 a las 10:00 a.m. (hora de Ginebra) se llevará a cabo la segunda audiencia.

De modo que mirar hacia las Naciones Unidas significa mirar hacia el origen, hacia donde se generó el sistema de protección de los derechos humanos. Este sistema permite a los venezolanos pensar que de cierta forma, los ojos del mundo están puestos en el país a través de las Naciones Unidas.

Usted puede descargar nuestra reciente publicación, “La República Bolivariana de Venezuela ante el Sistema de Naciones Unidas para la Protección de los Derechos Humanos” escrita por el Profesor Carlos Villán Durán, en nuestra página Web: www.cofavic.org

ENVÍENOS SU COMUNICACIÓN:

Queremos animarles a que nos hagan llegar sus dudas, preguntas y denuncias: Por teléfono 0212 5729631, fax 0212 5729908; correo electrónico a coordinacionprensa@cofavic.org o a través de una carta: Esq. Candilito, Edif. El Candil, piso 1, Ofic. 1-A, La Candelaria, Apartado 16150 Caracas 1011-A.