Archivo de la etiqueta: Acciones urgentes

foro por la vida

Foro por la Vida rechaza agresiones contra Marino Alvarado

El Foro Por la Vida, coalición dedicada a la promoción y defensa de los Derechos Humanos en Venezuela y las organizaciones adherentes a este comunicado expresamos nuestro más contundente rechazo por el secuestro, agresiones y robo del que fue víctima Marino Alvarado, ex coordinador general de Provea, y su hijo de 9 años el día 1 de octubre de 2015 a las 5:30 de la tarde. Continue reading

MArinoAlvarado-600x400

COFAVIC exige una investigación sobre secuestro de Marino Alvarado y su hijo

2-10-2015. En los últimos años, la actividad de los defensores y defensoras de derechos humanos en Venezuela ha tenido que enfrentar distintos obstáculos, agresiones y serias limitaciones. Al respecto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en diversos informes,

Continue reading

imagen-default3

CI declaró incumplimiento de Venezuela frente a ejecuciones de la familia Barrios

1-10-2015. La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) señaló que Venezuela ha incumplido con las medidas de reparación que le impuso en su sentencia de 2011 por el caso de la familia Barrios, en el que diez miembros de dicha familia fueron ejecutados extrajudicialmente, en su mayoría por agentes de la policía. Continue reading

CEC

Comunicado de la Conferencia Episcopal de Colombia y de Venezuela

MENSAJE FRATERNO DE LOS OBISPOS DE COLOMBIA Y VENEZUELA

Bogotá, 3 de septiembre de 2015

“Porque Él es nuestra paz. De los dos pueblos hizo uno, derribando la división, la enemistad …para crear en sí mismo, de los dos un solo hombre nuevo” (Ef 2, 14-15).

Movidos por la Palabra de Dios, Obispos de Colombia y Venezuela, invitados por la Presidencia del CELAM, querernos ratificar nuestro compromiso por la paz de nuestras naciones. Continue reading

Pronunciamiento de ONG latinoamericanas sobre actos de hostigamiento

Cloud 3

Comunicado Oficial de 28 ONG de Latinoamericanas sobre actos de hostigamiento contra defensores de derechos humanos, presentado en la Ciudad de Panamá en el marco de La Cumbre de las Américas

7-04-2015. Venezuela está intimidando y hostigando a defensores y defensoras de derechos humanos y les ha acusado infundadamente de que estarían intentando desestabilizar la democracia en el país, indicaron hoy 28 organizaciones de derechos humanos internacionales y latinoamericanas. Los señalamientos de las autoridades se refieren a las funciones legítimas que ejercen estas organizaciones al documentar abusos y representar a víctimas ante organismos internacionales de derechos humanos.

Las autoridades venezolanas deberían desistir inmediatamente de esta táctica, expresaron las organizaciones. Los gobiernos que participarán en la Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Panamá el 10 y 11 de abril de 2015, deberían exigir al gobierno de Nicolás Maduro que asegure que las defensoras y los defensores de derechos humanos puedan realizar su labor sin temor a sufrir represalias, dijeron las organizaciones.

La persecución del gobierno apunta claramente a desacreditar e intimidar a organizaciones que documentan violaciones de derechos humanos, indicaron las organizaciones.

El 12 de febrero, el presidente de la Asamblea Nacional y miembro del partido gobernante, Diosdado Cabello, indicó en la página web de su programa de televisión semanal Con el Mazo Dando, que se transmite por el canal estatal Venezolana de Televisión, que “representantes de ONG de la extrema derecha venezolana” participarían en audiencias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en marzo. Cabello había criticado anteriormente a defensores venezolanos de derechos humanos que intervinieron en el examen del país realizado por el Comité contra la Tortura de la ONU en Ginebra, o que viajaron al exterior para participar en reuniones sobre la situación de derechos humanos en Venezuela.

El 18 de marzo, durante su programa, Cabello leyó una lista con los nombres de personas y organizaciones que habían viajado a Washington D.C. para participar en audiencias ante la CIDH. La lista incluía a importantes organizaciones de derechos humanos como Provea, Espacio Público, Observatorio Venezolano de Prisiones, Transparencia Venezuela, Cofavic, Codevida y Observatorio Venezolano de Conflictividad Social. Cabello acusó a estas organizaciones de recibir instrucciones de la Embajada de Estados Unidos en Caracas antes de viajar a las audiencias.

Cabello sostiene que la información presentada en el programa había sido aportada por “patriotas cooperantes” anónimos.

Doce defensores y defensoras de derechos humanos que llegaron a Caracas en varios vuelos entre el 20 y el 22 de marzo afirmaron haber sido seguidos por personas no identificadas desde el momento del aterrizaje y hasta que salieron del aeropuerto. También afirmaron haber sido filmados o fotografiados, y/o que las autoridades registraron sus bolsos de manera irregular.

El 23 de marzo, María Alejandra Díaz, una abogada que representó al gobierno en las audiencias de la CIDH, manifestó en Venezolana de Televisión que “el tema de los derechos humanos no es otra cosa sino una fachada” y que las organizaciones no gubernamentales que participaron en las audiencias “se dicen venezolanas” pero “le han hecho el juego al imperialismo” y “mienten frente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para satanizar a Venezuela”.

Un artículo publicado el 3 de abril en el periódico oficial Correo del Orinoco acusó a dos reconocidos defensores de derechos humanos de ser parte de la “delegación venezolana” de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense en la Cumbre de las Américas. Su objetivo sería “legitimar las acciones de desestabilización” en Venezuela, según el artículo.

Conforme al derecho internacional, los gobiernos deben asegurar que las defensoras y los defensores de derechos humanos puedan llevar a cabo sus actividades legítimas sin represalias, amenazas, intimidación, acoso, discriminación u obstáculos legales innecesarios.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos determinó en 2003 que el “respeto de los derechos humanos en un estado democrático depende, en gran parte, de las garantías efectivas y adecuadas de que gocen las defensoras y los defensores de derechos humanos para realizar libremente sus actividades”.

Si bien los derechos a la libertad de expresión y asociación pueden estar sujetos a limitaciones, estas deben ajustarse a estándares estrictos, de modo tal que no obstaculicen indebidamente el ejercicio de esos derechos. Toda restricción deberá imponerse por ley, debe ser necesaria en una sociedad democrática y proporcional al objetivo buscado.

En 2012, el Relator Especial de la ONU sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación instó a los países a garantizar “el disfrute de [estos] derechos de todas las entidades, registradas o no, y todas las personas” y asegurar que nadie sea objeto de “acoso, persecución, intimidación o represalias” por ejercer tales derechos.

Signatarios:

Amnistía Internacional

Asociación Pro Derechos Humanos (APRODEH) (Perú)

Asociación por los Derechos Civiles (ADC) (Argentina)

Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, A.C. (México)

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, A.C. (Centro Prodh) (México)

Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia) (Colombia)

Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL)

CIVICUS

Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C. (CADHAC) (México)

Comisión Colombiana de Juristas (Colombia)

Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) (Ecuador)

Comisión Internacional de Juristas

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (Perú)

Corporación Humanas (Chile)

Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH)

Frontline Defenders / Fundación Internacional para la protección de los/las defensores/as de los derechos humanos

Fundación Myrna Mack (Guatemala)

Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF)

Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos (INREDH) (Ecuador)

Human Rights Watch

Instituto de Defensa Legal (IDL) (Perú)

Instituto de Desenvolvimento e Direitos Humanos (Brasil)

Instituto de Estudios Legales y Sociales del Uruguay (IELSUR) (Uruguay)

Observatorio Ciudadano (Chile)

Organización Mundial Contra la Tortura

Robert F. Kennedy Human Rights

Servicio Internacional por los Derechos Humanos (ISHR)

Transparencia Internacional

logofrontline

Defensores de DDHH informaron haber sido objeto de intimidaciones

logofrontline

 

Comunicado Oficial de Front Line Defenders

30 de marzo de 2015

 Venezuela – Nueva serie de actos de intimidación contra prominentes defensores/as de derechos humanos

Durante la semana pasada, varios defensores de derechos humanos informaron de haber sido objeto de intimidaciones y seguimiento en su viaje de regreso a Venezuela desde los Estados Unidos. Desde el 20 de marzo de 2015, varios prominentes miembros de organizaciones de derechos humanos han estado regresando de Washington D.C, donde asistieron al 154 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el cual tuvo lugar del 16 al 23 de marzo de 2015.

 El 23 de marzo de 2015, el Sr José Gregorio Guarenas, coordinador general de la Vicaría de Derechos Humanos en Caracas, aterrizó en el aeropuerto internacional Simón Bolivar en Maiquetía, donde fue seguido por hombres no identificados, quienes tomaron su fotografía sin su consentimiento. El 22 de marzo, la Sra Liliana Ortega, Presidenta del Comité de Familiares de las Víctimas de los Sucesos de Febrero-Marzo de 1989 – COFAVIC, fue seguida por cinco personas desconocidas cuando regresó a Venezuela a través del mismo aeropuerto.

Después de pasar los controles de inmigración sin problema alguno, al llegar a la puerta de llegadas del aeropuerto, Liliana Ortega se dio cuenta de que estaba siendo seguida por tres personas desconocidas, quienes parecían estar operando de manera conjunta con otras dos personas.

Dos de las personas – uno de los cuales tenía apariencia de estar armado – procedieron a seguir a la defensora de derechos humanos desde la puerta de llegada y en la salida del aeropuerto, hasta su coche. Mientras le seguían, tomaron su fotografía de una forma que le pareció intimidatoria.

 Antes de la llegada del vuelo de Liliana Ortega, cuatro de sus colegas de COFAVIC, quienes estaban esperándole en la puerta de llegada, observaron la presencia de estas cinco personas, quienes parecían estar monitoreando la llegada de su vuelo. Las personas fueron vistas entrando y saliendo del área restringida de la aduana del aeropuerto a pesar de no tener ninguna identificación visible y sin que ninguna autoridad del aeropuerto les requiriera su identificación.

Otros defensores de derechos humanos, quienes llegaron en el mismo vuelo que Liliana Ortega, incluyendo Humberto Prado Sifontes, director del Observatorio Venezolano de Prisiones OVP, y Rafael Uzcátegui, coordinador del Programa Venezolano de Educación y Protección de los derechos humanos – PROVEA, han informado de que fueron acosados de la misma manera a su llegada al aeropuerto.

El 20 de marzo,  Jonathan Matheus de Venezuela Diversa y Quiteria Franco de la Red de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales de Venezuela, regresaron de Washington, donde asistieron a sesiones sobre temas LGBT en la CIDH y sufrieron también la misma forma de intimidación a su llegada al aeropuerto.

 Durante los últimos dos años, estos defensores de derechos humanos han sido objeto de constantes hostigamientos y amenazas públicas por parte de funcionarios estatales venezolanos en relación a su labor de defensa de los derechos humanos y por ser usuarios de los sistemas internacionales de protección de los derechos humanos.

Sin embargo, esta situación de acoso ha escalado desde el 18 de marzo, cuando fue divulgada en el programa de televisión ”Con el Mazo Dando’, dirigido por el presidente de la Asamblea Nacional, el nombre de las personas que participarían en las audiencias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington D.C, incluyendo a Liliana Ortega y otros reconocidos defensores de derechos humanos.

El segmento fue acompañado de fotografías clandestinas del Sr Marco Antonio Ponce, Director del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social – OVCS, las cuales fueron tomadas en el aeropuerto de Maiquetía el día de salida de su vuelo. Durante la misma emisión, se divulgó información precisa del día y hora de los vuelos de regreso desde Washington D.C que iban a tomar los defensores de derechos humanos.

Más recientemente, el Presidente de la Asamblea Nacional también publicó un artículo en el periódico oficial del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ”Cuatro F” que revela el itinerario de viaje de prominentes defensores de derechos humanos, incluyendo Rafael Uzcátegui y el Sr Carlos Correa, Director del Espacio Público, a la próxima Cumbre de las Americas.

 Los sucesos descritos anteriormente no son más que los más recientes de una serie de actos de intimidación y comentarios difamatorios contra los defensores, quienes, desde finales del 2014, han sido públicamente acusados de conspiración y de intentar desestabilizar el país en colaboración con otras organizaciones venezolanas de derechos humanos e incluso la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 Front Line Defenders sigue expresando su grave preocupación por los reiterados actos de intimidación y comentarios públicos difamatorios contra los defensores de derechos humanos mencionados en este llamamiento, y considera que estas agresiones están directamente relacionadas con su trabajo legítimo con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

 Front Line Defenders insta a las autoridades venezolanas a que:

 1. Tomen medidas para asegurar que funcionarios públicos se abstengan de realizar comentarios o declaraciones difamatorias contra defensores y defensoras de derechos humanos en su labor legítima y pacífica de derechos humanos;

 2. Aseguren que todos los defensores y defensoras de derechos humanos