¿Quiénes somos?

caras victimas

El Comité de Familiares de las Víctimas (COFAVIC) de los sucesos ocurridos entre el 27 de febrero y los primeros días de marzo de 1989, es una organización no gubernamental dedicada a la protección y promoción de los derechos humanos, independiente de toda doctrina o institución partidista y religiosa, con personería jurídica como asociación civil sin fines de lucro.

El nacimiento de COFAVIC está ligado a la historia de Venezuela. En 1989, luego de que el Gobierno de turno anunciara un conjunto de medidas económicas, grupos de personas de Caracas y de las ciudades satélites salieron a las calles a protestar, generando saqueos y una situación de inestabilidad social. El Gobierno decretó un toque de queda que trajo consigo una de las más fuertes represiones que hayan sufrido los caraqueños durante la democracia. El saldo oficial, anunciado por el Ministerio Público, es de 600 personas muertas durante estos sucesos.

Una vez levantado el toque de queda, los familiares de estas víctimas se encontraron en la morgue de Bello Monte, donde descubrieron que su caso no era aislado y que, por el contrario, había cientos de madres, esposas, hijos e hijas reclamando los cadáveres de sus familiares muertos y en muchos casos desaparecidos. Cuarenta y dos de estos familiares y tres víctimas directas se unieron para formar COFAVIC, organización que de allí en adelante tendría un objetivo: establecer la verdad de lo ocurrido y encontrar sanción para los responsables.

Pero estos familiares no agotaron su lucha con el caso coloquialmente conocido como el Caracazo, y desde 1992 COFAVIC asesora y acompaña en diversos ámbitos a las víctimas de violaciones del derecho a la vida, la integridad personal, la libertad personal así como del debido proceso. En su historia ha conocido de 600 casos de violaciones de derechos humanos en Venezuela y ha llevado cinco casos ante el sistema interamericano de derechos humanos.

Visión

Contribuir con la formación de una sociedad más democrática, en la que la impunidad sea la excepción y no la regla y las violaciones de derechos humanos no sean toleradas por el Estado ni por la sociedad. Del mismo modo, potenciar el empoderamiento de las personas para que fortalezcan la defensa de sus derechos.

Misión

  • Asesorar y acompañar de una manera integral a las víctimas de violaciones de derechos a la vida, la integridad y libertad personal, así como del debido proceso, en el entendido de que víctima no solo es la persona que sufre la violación sino también sus familiares.
  • Formar en derechos humanos a los funcionarios y las funcionarias públicas encargadas de hacer cumplir la ley y de preservar el orden público.
  • Monitorear y documentar la situación de derechos humanos en el país, con especial atención en los derechos civiles y políticos.
  • Sensibilizar a la sociedad venezolana sobre el respeto a los derechos humanos

Nuestra dirección:

Avenida Urdaneta, esquina Candilito, edificio El Candil, piso 1, oficina 1-A. La Candelaria, Caracas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *