13/11/2014 – Amenaza contra Luis Uzcátegui, defensor de derechos humanos en Falcón

COFAVIC

NOTA DE PRENSA

Caracas,  13 de noviembre de 2014. En fecha 17 de octubre  de 2014 se registraron nuevos actos de hostigamientos y amenazas contra el Sr. Luis Uzcátegui, fundador del Comité Pro Defensa de los Derechos Humanos Familiares Víctimas del estado Falcón (COPRODEH) y actual integrante del Comité Pro Defensa de Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos (COPROVIDH).

El  17 de octubre de 2014, aproximadamente a las 9:00 am, el Sr. Luis Uzcátegui fue presuntamente interceptado por un grupo de personas cuando se encontraba en la Urbanización Las Velitas II, en la ciudad de Coro, estado Falcón. Estas personas: dos funcionarios identificados con uniformes de la Policía del estado Falcón y dos civiles, presuntamente integrantes de un Concejo Comunal denominado “Bicentenario”, golpearon y amenazaron al Sr. Uzcátegui, sin mediar palabras, lo que le causó importantes lesiones.

El Sr. Uzcátegui acudió inmediatamente al Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) para denunciar estos hechos. Allí se le toma acta de denuncia, pero los presuntos agresores se presentaron en el lugar, y haciendo uso de sus facultades como integrantes de cuerpos policiales del Estado, presuntamente intercedieron para que el Sr. Luis Uzcátegui quedara retenido en la sede policial, por nueve horas aproximadamente, aun siendo la víctima de las agresiones, sin oportunidad de llamar a un abogado y desconociendo el motivo de su detención.

Desde que ingresó al CICPC el Sr. Uzcátegui se identificó como defensor de Derechos Humanos, además, el Sr. Uzcátegui manifestó que tenía medidas de protección emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos  y una sentencia en el caso de su hermano Néstor Uzcátegui, de fecha 3 de noviembre de 2011, en la cual el Estado venezolano fue responsabilizado por violaciones a los Derechos Humanos. Esto fue ignorado por los funcionarios, que lo mantuvieron presuntamente privado de libertad e incomunicado.

Durante nueve horas, el Sr. Uzcátegui fue retenido,  golpeado, agredido verbalmente y amenazado presuntamente por los funcionarios que lo custodiaban, pues le insistían en que no debía denunciar los hechos y lo presionaban para que desistiera de acudir ante un médico forense para realizarse los exámenes pertinentes, como condición para dejarlo en libertad.

El día 20 de octubre de 2014 realizó la denuncia formal de los hechos ante el Ministerio Público del estado Falcón y ante la Defensoría del Pueblo de ese mismo estado. La familia Uzcátegui Jiménez ha reportado sentir temor por su integridad personal, en especial por la del Sr. Luis Uzcátegui, quien a raíz de los hechos, permanece muy ansioso, con dificultades para conciliar el sueño y en recuperación por las lesiones recibidas.

Ante estos hechos las organizaciones que han acompañado a la familia Uzcátegui en la denuncia ante el Sistema Interamericano, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y el Comité de familiares de víctimas de los sucesos de febrero marzo de 1989 (COFAVIC), informaron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre estas nuevas amenazas, así como a organizaciones internacionales como la Organización Mundial contra la Tortura y Amnistía Internacional, quienes realizaron acciones urgentes en favor del Sr. Luis Uzcátegui. Estas organizaciones han solicitado que el Estado venezolano de cumplimiento a las medidas provisionales de protección, así como a la sentencia emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Antecedentes del caso Uzcátegui

El 1 de enero de 2001, una comisión de siete funcionarios presuntamente pertenecientes a las Fuerzas Armadas Policiales del estado Falcón derribó la puerta de la casa de la familia Uzcátegui y, sin orden de allanamiento, irrumpieron en el inmueble buscando a Néstor José Uzcátegui (21 años), quien se encontraba tomando una ducha, cuando los funcionarios lo encontraron, le dispararon. Según el relato del Sr. Luis Uzcátegui, hermano de Néstor, los funcionarios policiales sometieron con golpes y amenazas al resto de la familia. El cuerpo de Néstor fue sacado de la casa sin vida. El comandante general de la policía del estado declaró a los medios de comunicación que la víctima había fallecido durante un enfrentamiento con la policía. El Sr. Luis Uzcátegui no solo desmintió ante los medios de comunicación esa versión de los hechos, sino que se dedicó a denunciar el caso y a organizar familiares que también fueron víctimas de violaciones de derechos humanos en un comité de víctimas del estado Falcón.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *