21/05/2015 Venezuela ante instancias internacionales de Derechos Humanos, posibilidades de justicia para las víctimas y sus familiares

COFAVIC (1)

De acuerdo con el Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Año 2014, en Venezuela ha ocurrido un severo debilitamiento en la protección de derechos humanos debido a la denuncia de la Convención Americana por parte del Estado venezolano, que entró en vigencia el 10 de septiembre de 2013. Aunado a ello, hay una notable desatención al cumplimiento a las sentencias emitidas por la Corte Interamericana, siendo catalogadas como inejecutables por considerarlas contrarias a la Constitución y, a su vez también existe una marcada confrontación con el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. En medio de este contexto de contrariedad ante el sistema regional, resulta necesario conocer y familiarizarse con los diferentes mecanismos convencionales y no convencionales que posee el Sistema Universal de Derechos Humanos, para el seguimiento del cumplimiento de pactos, acuerdos y convenios internacionales en materia de derechos humanos y de protección a las víctimas por parte de los Estados que suscriben y se comprometen ante la ONU.

Las posibilidades de justicia nunca deben ser dejadas de lado. Las Organizaciones No Gubernamentales y las defensoras y defensores de derechos humanos tienen la importante misión de acompañar a las víctimas y sus familiares en la búsqueda de espacios y rutas que le conduzcan a la justicia y reparación, que lamentablemente, no pueden encontrar en el ámbito de una jurisdicción nacional. Por ello, COFAVIC unió esfuerzos junto con la Asociación Española por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos (AEDIDH) y el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) para la preparación de su nueva publicación: “La República Bolivariana de Venezuela ante el Sistema de las Naciones Unidas para la Protección de los Derechos Humanos”, escrita por el muy reconocido profesor Carlos Villán Durán, presidente de la AEDIDH y antiguo miembro de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El prólogo de la publicación estuvo a cargo del también reconocido jurista venezolano, Dr. Pedro Nikken, abogado de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Andrés Bello, juez y ex -presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, quien catalogó la obra como “excelente en el plano académico y, además, de ser un libro cuya publicación es muy útil y oportuna para quienes trajinamos con los derechos humanos en Venezuela”.

Para las víctimas agrupadas en COFAVIC, sin duda, el camino hacia la justicia internacional permitió no sólo dar a conocer la gravedad de los hechos ocurridos durante los sucesos de febrero y marzo de 1989, sino también una oportunidad para que las víctimas fueran escuchadas. Para Yris Medina, esposa de Wolfang Quintana, exponer su testimonio ante la Comisión Interamericana en 1998 constituyó “una gran oportunidad para mostrar la verdad y ser oídas con respeto por una instancia independiente. Luego de 26 años, la Corte Interamericana ha sido el único tribunal que ha emitido una sentencia condenatoria sobre los hechos del Caracazo”. Ello es un buen ejemplo de lo importante que puede ser para las víctimas y para la sociedad tener un espacio para alcanzar la justicia. Los efectos de la impunidad trascienden el plano individual por lo que todos debemos ser dolientes cuando se cierran los espacios para denunciar.

Esta obra constituye una herramienta primordial para todos aquellos defensores y defensoras de DDHH, y en especial, es una de las más grandes contribuciones académicas de COFAVIC para fortalecer las enseñanzas en universidades e institutos de formación. Y lo más importante, busca contribuir con el afianzamiento de la protección de víctimas, que son el sujeto último y la razón de ser del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el eje de acción de COFAVIC.

Denunciar y no renunciar ha sido uno de nuestros principales gritos de lucha contra la impunidad por 26 años, gracias a ello, se ha brindado ayuda a numerosas víctimas. Si las instancias nacionales no brindan respuestas efectivas y oportunas, el camino hacia la justicia internacional representa una opción para que tanto los Estados como la sociedad, reafirmen su compromiso con los principios democráticos y los derechos humanos. No se puede permitir que la violencia e impunidad tengan la última palabra.

El libro “La República Bolivariana de Venezuela ante el Sistema delas Naciones Unidas para la Protección de los Derechos Humanos” está disponible en nuestra página Web: www.cofavic.org.

ENVÍENOS SU COMUNICACIÓN:

Queremos animarles a que nos hagan llegar sus dudas, preguntas y denuncias: Por teléfono 0212 5729631, fax 0212 5729908; correo electrónico a coordinacionprensa@cofavic.org o a través de una carta: Esq. Candilito, Edif. El Candil, piso 1, Ofic. 1-A, La Candelaria, Apartado 16150 Caracas 1011-A.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *