imagen-default3

17/09/2015 La atención psicojurídica a las víctimas de violación de DDHH: un apoyo contra los efectos de la impunidad

Frente a la impunidad, los familiares de las víctimas de violaciones a los derechos humanos y los sobrevivientes son las personas más lesionadas luego de episodios de violencia. Sin embargo, ellos ante la ausencia de justicia o la debilidad del sistema judicial, se encargan de promover el esclarecimiento de lo ocurrido. Muchas veces, son quienes encuentran las pruebas o los testigos que revelan la verdad de los delitos, además de estimular dentro de sus posibilidades, los procesos de investigación para sancionar estos crímenes.

Las víctimas y sus familiares forman parte de la historia, representan la memoria viviente de los acontecimientos que costaron la vida a muchas personas e incluso, de las causas que han dado lugar a la violencia y sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo. Sus testimonios permiten preservar el legado de estos proyectos de vida que se ven interrumpidos.

Ante los gravísimos efectos que tienen la violencia y la impunidad en toda la población, existen mecanismos para apoyar a las familias víctimas de tales actos, contribuyendo a sus procesos de recuperación y reparación de los daños.

La atención psicojurídica tiene como objetivo fortalecer a las víctimas en sus procesos de accesibilidad y potenciarlos como sujetos de derechos y actores sociales claves en la transformación de sus realidades. Es un enfoque que busca articular los objetivos de apoyo desde el Derecho y de la Psicología, es una herramienta de trabajo que puede ser incorporada a cualquier litigio y empleada dentro de las instituciones públicas, por abogados litigantes, así como por organizaciones de la sociedad civil que brindan apoyo a víctimas de violaciones a los derechos humanos. Lo psicojurídico establece nuevas estrategias para la superación de la impunidad, en la medida que se apoya en el bienestar emocional de las víctimas, los denunciantes y de quienes participan como testigos y peritos dentro del proceso.

Desde esta perspectiva, los procesos judiciales no deberían realizarse a espaldas de las víctimas, sino ellas deben ser consideradas sujetos activos, en el que sean considerados sus derechos y necesidades. Y es allí, donde el acompañamiento psicojurídico se enfoca en cómo las víctimas se apropian de sus casos, exigen y cómo se generan nuevos procesos para la superación de la impunidad.

Desde nuestra experiencia, bajo esta perspectiva de trabajo, los familiares y víctimas se transforman en figuras protagónicas, donde las mismas se destacan por tomar las decisiones pertinentes que puedan contribuir a una investigación justa, transparente e independiente. Las víctimas dejan de ser sujetos inactivos que están solamente para la consulta o transmisión de información dentro de la interlocución con los organismos encargados de hacer justicia, para convertirse en una pieza fundamental que contribuye a la investigación

Sin embargo, este proceso de interlocución en ocasiones no suele ser una experiencia reparadora, en ocasiones las víctimas reportan no ser escuchadas con respeto, son criminalizadas o subestimadas en sus capacidades, afectándose así su expectativa con respecto a los resultados que una investigación judicial pueda arrojar.

Asimismo, uno de los objetivos de trabajo desde la perspectiva psicojurídica, tiene que ver con la importancia que tiene para las víctimas de violaciones a los derechos humanos, el hecho de que el Estado otorgue una correcta y efectiva reparación integral, en la que se contribuya a la recuperación de las personas afectadas, restableciendo sus condiciones para el disfrute de una plena salud física y mental, permitiéndoles retomar el control sobre las decisiones ligadas al re-establecimiento de sus proyectos de vida. Adicionalmente, este enfoque también contribuye al fortalecimiento del tejido social, a la restitución de la solidaridad y de la confianza, potenciando las iniciativas colectivas de reconstrucción de lazos con su realidad o contexto.

En COFAVIC creemos que el acompañamiento psicojurídio no solo es una estrategia para evitar procesos de revictimización, sino que también contribuye a fortalecer a las víctimas como sujetos de derechos. Asimismo, es un apoyo clave que permite que las víctimas identifiquen otras acciones de exigibilidad moral y social, como aquellas que promueven una cultura de memoria que reivindica la dignidad de las personas asesinadas o desaparecidas o de aquellas víctimas de tortura o tratos crueles inhumanos o degradantes. Adicionalmente, estas acciones marcan un precedente para la no repetición de los crímenes.

La violencia y la impunidad traen innumerables consecuencias en la sociedad. Por ello, es importante detenerse, reflexionar y preguntarse: cuál es el país que se está construyendo, sobre la sociedad que se está configurando y la forma como las nuevas generaciones definen conceptos claves como justicia, respeto, convivencia y paz.

ENVÍENOS SU COMUNICACIÓN:

Queremos animarles a que nos hagan llegar sus dudas, preguntas y denuncias: Por teléfono 0212 5729631, fax 0212 5729908; correo electrónico a coordinacionprensa@cofavic.org o a través de una carta: Esq. Candilito, Edif. El Candil, piso 1, Ofic. 1-A, La Candelaria, Apartado 16150 Caracas 1011-A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *